Entendiendo la adopción gay

Contra los prejuicios, en pro de los derechos 

Los prejuicios son un ingrediente clave en nuestra sociedad para la discriminación, y es que cualquier comportamiento o característica de las personas que sobresalga de los cánones o estándares parece motivo para los demás para señalar y  condenar. No es sorpresa que uno de los sectores que más se han visto afectados por los prejuicios y la discriminación es la comunidad LGBT. A causa de la discriminación, poco a poco se han alcanzado distintos derechos en favor de los miembros gay, lesbianas y de otra orientación sexual. Uno de estos avances se ha dado en materia de adopción gay.

Para que puedas manejarte con comodidad, confianza y sobre todo mucho respeto el tema es importante que primero conozcas los términos básicos y realmente en qué consiste esto.

La adopción gay, al igual que cualquier tipo de adopción, es el acto legal en el cual un adulto o un matrimonio de adultos toma como un hijo propio a un menor de edad que no procreó, con el fin de criarlo y formar una relación paternal. La única diferencia es que la adopción gay reconoce como matrimonio a dos adultos del mismo sexo.

Una breve historia de la adopción en matrimonios gay

Aunque ahora la adopción gay es una realidad en varios países, por algún lado se tuvo que comenzar para sentar precedentes y dar el ejemplo de que se puede luchar como sociedad en pro de los derechos de la comunidad. El primer país en permitir la adopción en parejas del mismo sexo fue Estados Unidos en 1993, seguido de Canadá en 1996; recordemos que Canadá se caracteriza por ser un país muy progresista en temas de derechos humanos y defensa de las minorías.

Productos de patrocinadores

Si bien los primeros países que trabajaron por legalizar y promover la adopción gay lo hicieron en los 90’s; en realidad poco a poco más naciones fueron animándose a trabajar en pro de la adopción en matrimonios gay hasta el comienzo del siglo XXI. Las legislaciones en materia de adopciones por parte de miembros de la comunidad LGBT han tenido su verdadero boom desde que comenzó la última década, logrando el acto 15 de 28 países desde el 2010. Estamos seguros que muchas más naciones seguirán con el progreso permitiendo la práctica de la adopción.

Nota: ¿Sabías que la mayoría de adopciones gay se tramitan por parte de parejas estables y/o legales? Si quieres conocer un poco más del matrimonio gay en México y el mundo haz click aquí.

¿En dónde se puede adoptar?

Actualmente varias naciones (la mayoría occidentales) han dado los pasos necesarios para poder brindarle a los miembros de la comunidad gay y lésbica el derecho de formar una familia por medio de la adopción gay. Si bien realisticamente es un número muy pequeño considerando la cantidad de países que existen, creemos que es muy prometedor que en los últimos años la cifra ha aumentado más rápido y con suerte el número crecerá más y más. Actualmente estos son los países que permiten y alientan la adopción en matrimonios gay:

  • Alemania
  • Andorra
  • Argentina
  • Australia
  • Austria
  • Bélgica
  • Brasil
  • Canadá
  • Colombia
  • Dinamarca
  • España
  • Estados Unidos
  • Finlandia
  • Francia
  • Irlanda
  • Islandia
  • Israel
  • Luxemburgo
  • Malta
  • México
  • Noruega
  • Nueva Zelanda
  • Países Bajos
  • Portugal
  • Reino Unido
  • Sudáfrica
  • Suecia
  • Uruguay

También existen países en donde una persona miembro de la comunidad puede adoptar al hijo biológico o adoptado de su [email protected] o pareja; estos países son Eslovenia, Estonia, Italia, Suiza, San Marino y Taiwán.

En nuestro país la adopción es válida en los estados de Ciudad de México, Coahuila, Campeche, Colima, Michoacán, Morelos, Veracruz, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Puebla, Querétaro, Nayarit y Aguascalientes.

niños de adopción gay

Proceso de adopción gay en México

Gracias a que en nuestro país varios estados permiten la adopción por parte de individuos o parejas de la comunidad; el proceso es en realidad el mismo que si una persona o pareja hetero estuviera haciéndolo. No te dejes engañar por funcionarios de las dependencias, abogados y básicamente nadie. No es necesario que obtengas un permiso o documento de carácter oficial que acredite que, como pareja homosexual, puedes adoptar. La realidad es que la ley te reconoce como a cualquier otro ciudadano con intención de formar una familia y no debes realizar pasos extra.

El proceso básico de adopción en México consiste en mucho, mucho, mucho papeleo y trámite rutinario con la dependencia correspondiente de gobierno, que en este caso es DIF. Lo importante aquí es que durante el proceso la prioridad es ver por los intereses del menor a ser adoptado, y como no es tarea sencilla este proceso puede tomar de año y medio a dos años.

Un paso crucial que es el que más tiempo puede tomar en el proceso de adopción gay son las pruebas psicológicas. Para que te otorguen un certificado de idoneidad, debes cumplir con ciertas pruebas psicológicas que acrediten que tanto tú como tu pareja no tengan patologías o situaciones de riesgo que puedan afectar al menor; se llegara a presentarse una situación la pareja puede acudir a terapia para trabajar los problemas hasta ser aprobados por el terapeuta para que se les asigne un menor en adopción.

La adopción gay es un derecho

Así como el matrimonio igualitario y todos los derechos que este conlleva, la adopción gay es un derecho que debería existir para todos los miembros de la comunidad en cualquier parte del mundo, especialmente porque es un acto totalmente noble de un par de personas con un gran deseo de formar una familia y darle una familia a un pequeño o pequeña que no la tiene. Si estás en busca de formar una familia ya sea con tu pareja o por tu cuenta, no dudes en buscar las instituciones pertinentes y comenzar el proceso.

No creemos que te arrepientas de llevar a cabo una adopción gay y dar mucho amor a alguien que lo necesita y te lo dará de vuelta.

 

-Más de nuestro Blog-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *